Posts etiquetados ‘personalidad’

La decisión de escribir esta entrada llega a mi debido a que una de las personas a quien mas amo y he amado en este mundo a caído en las redes invisibles de los cultos disfrazados de seminarios. Pero antes de undar en el problema reconozcamos que es un seminario.

Los seminarios son, según la RAE, “Organismo docente en que, mediante el trabajo en común de maestros y discípulos, se adiestran estos en la investigación o en la práctica de alguna disciplina.”; en palabras menos rebuscadas es donde te van a enseñar el método para encontrar lo que buscas.

Hay varios tipos de seminarios impartidos por todo tipo de personas y para todo tipo de personas; hay seminarios para carreras técnicas impartidos por doctores especializados en alguna ingeniería, hay aquellos sobre algún tópico del arte especifico impartido por algún estudios del mismo, como del cubismo, y están por ultimo aquellos impartidos para la autosuperacion personal y la búsqueda del éxito…

Este ultimo tipo de seminarios es con los que mas hay que tener cuidado debido a que no hay un verdadero especialista que lo imparta a parte de un psicólogo terapeuta; pero estos rara vez imparten el mismo debido a que para impartir este tipo de seminarios se requiere de un método conocido como psicología grupal el cual requiere un estudio previo el cual complica la aplicación del mismo; pero el verdadero peligro radica en quienes si imparten este tipo de seminarios quienes en su mayoría serian personas con un “gran poder espiritual” y una gran facilidad de hablar. Aquí es donde el verdadero peligro radica debido a que hay un doble propósito en estos seminarios impartidos por personas espirituales.

El primer propósito es atraer un publico en especifico: personas que consideran que su vida es un desastre o se sienten inseguras de si mismas; este tipo de personas son fácilmente manipulables y suelen ser atraídas por seminarios que prometen ayudarles a alcanzar el éxito profesional o personal.

El segundo propósito es generar en las personas un tipo de dependencia hacia el seminarios y en la mayoría de los casos la atracción a alguna religión dudosa que promete ser tu camino a la felicidad.

El modo en que operan este tipo de “seminarios” es simple; uno suele saber de ellos debido a alguna persona que ya lo vivió o a la recomendación de alguien que suele asegurarnos que nos ayudara a salir de la frustración en la que nos encontramos, en este punto es donde suelen caer personas de baja autoestima o de sentimientos inestables ya que creen firmemente que lo necesitan.

Una vez inscrito, pagado tu cuota, y aceptado pasar 3 días de 12 horas cada uno encerrado en un salón de eventos con dos docenas de personas que tienen problemas emocionales iguales o peores a los tuyos empieza el proceso de absorción; la persona es bombardeada con situaciones emocionales severas y prácticamente obligado a pararse frente al grupo a contar su historia de vida en donde uno es engañado a recalcar los peores momentos de tu vida y tus mas grandes errores; después de esto uno queda emocionalmente frágil y mentalmente cansado, uno se convierte en una víctima fácil del orador lengua de plata que toma el micrófono y empieza a decir palabras dulces; la mayoría de ella del como puedes ser mas si olvidas el pasado, de que es la sociedad la que te ha defraudado y aun así tienes que perdonarla al mismo tiempo que le pides perdón a otro si por culpa de tus cicatrices les has hecho daño, y de que tienes que aprender a tener fe en una fuerza superior; y que de ahora en adelante serás feliz.

Después de 36 horas de este mismo proceso la persona queda con la mente lavada y se a creído todas las palabras; al final el orador te invita a comprar su libro para que lo leas con el fin de seguir desarrollando tu potencial y a que acudas a la segunda face que son otras 36 horas de seminario donde el lavado continua.

En la segunda face las personas son invitadas a orar al dios que profesen pidiendole que los ayude a encontrar el camino a la felicidad, que los guíe a la felicidad; al final de este seminario son otra vez invitados a un tercer seminario pero pidiendo que para esta ocasión lleven consigo a las personas que mas aman y crean que se beneficiarían del seminario provocando la repetición de eventos antes ya mencionados haciendo de este tipo de seminarios un negocio muy lucroso lleno de personas que bordan el fanatismo por este seminario.

Dejenme mostrarles algo:

1
Admitimos que éramos impotentes ante el alcohol y que nuestras vidas se habían vuelto ingobernables.

2
Llegamos al convencimiento de que un Poder Superior podría devolvernos el sano juicio.

3
Decidimos poner nuestras voluntades y nuestras vidas al cuidado de Dios, como nosotros lo concebimos.

4
Sin miedo hicimos un minucioso inventario moral de nosotros mismos.

5
Admitimos ante Dios, ante nosotros mismos y ante otro ser humano, la naturaleza exacta de nuestros defectos.

6
Estuvimos enteramente dispuestos a dejar que Dios nos liberase de todos estos defectos de carácter.

7
Humildemente le pedimos que nos liberase de nuestros defectos.

8
Hicimos una lista de todas aquellas personas a quienes habíamos ofendido y estuvimos dispuestos a reparar el daño que les causamos.

9
Reparamos directamente a cuantos nos fue posible el daño causado, excepto cuando el hacerlo implicaba perjuicio para ellos o para otros.

10
Continuamos haciendo nuestro inventario personal y cuando nos equivocábamos lo admitíamos inmediatamente.

11
Buscamos a través de la oración y la meditación mejorar nuestro contacto consciente con Dios, como nosotros lo concebimos, pidiéndole solamente que nos dejase conocer su voluntad para con nosotros y nos diese la fortaleza para cumplirla.

12
Habiendo obtenido un despertar espiritual como resultado de estos pasos, tratamos de llevar este mensaje a los alcohólicos y de practicar estos principios en todos nuestros asuntos.

¿Conocido? No, no se trata de los pasos de estos seminarios gnósticos; bueno si, pero la verdad se tratan de los 12 pasos de AA ( Alcohólicos Anónimos ) que como ven son muy parecidos a lo anterior y esto es debido a que es lo mismo solo que aplicado a un síndrome peor que el alcoholismo en nuestra sociedad moderna y ese es la falta de autoestima.

Si me permiten me pondré un poco “cristiano”, recordemos las palabras del sagrado libro:

“Cuidado con los falsos profetas, que vienen a vosotros con vestidos de ovejas, pero por dentro son lobos rapaces.”
Mateo de 7,15

si quieren entrar a un seminario de autoayuda procuren recordar lo siguiente:

1.- ningún seminario, de ningún tipo, les va a dar respuestas; solo les ayudara a darse una idea del camino a seguir para encontrarlas.

2.- si están decididos a entrar a un seminario nunca vallan a uno solo porque se los han recomendado, busquen por si mismos uno que se adapte a lo que necesitan.

3.- verifique que la persona que imparte el seminario es un profesional calificado en el tema y si pueden también verifiquen sus credenciales.

4.- por ultimo hagan un autoanalisis de si lo que quieren es ayuda con un problema emocional o personal que les impide seguir adelante; en ese caso talvez prefieran asistir a un profesional que les ayude a encontrar la solución en privado y sin presiones.

No caigan en el error de la persona que me inspira a escribir esto pues ella le ha dado la espalda a todas sus creencias, a su personalidad y a todas las personas que la aman y admiran; incluso a su familia por culpa de un culto disfrazado de seminario de superación personal llamado “impacto humano”.